Espacio abierto dedicado al estudio de las historias locales de los municipios de Castro del Río (Córdoba), Porcuna (Jaén) y Motril (Granada), así como sus adyacentes. Recomiendo la utilización del apartado de comentarios para aportaciones, consideraciones, críticas o rectificaciones. De igual manera, está disponible para quienes deseen colaborar con la publicación de artículos o aportando documentos, sobre cualquier tema de carácter histórico relacionado con dichas poblaciones.

16 julio 2010

JOSE SÁNCHEZ ROSA VI

De propaganda por tierras cordobesas.

1917: De la indiferencia a la lucha.


"Indiferencia", es el título de un articulo publicado en la Voz del Cantero, por un colaborador de esta revista, con ocasión de su viaje a Castro del Río en el verano de este año, donde, describe, desalentado el abismo de inconsciencia e insolidaridad en que habían caído los jornaleros castreños.


Archivo General de la Administración (AGA)
Castro del Río: Puente Viejo sobre el Guadajoz, s.f
Autor: Castellá

El desbordamiento del río Guadajoz en Marzo, con algunas pérdidas humanas e importantes materiales, condenaría a la más espantosa miseria a buena parte de la clase trabajadora. Se perdieron más de 15.000 arrobas de aceite. Al inundarse los molinos harineros, falto materia prima para elaborar el pan. Las autoridades tuvieron que recurrir a las tradicionales cocinas económicas para aliviar la crisis entre la población menesterosa.

Cuando la huelga general de Agosto, la tranquilidad fue absoluta en la población. Aunque eso si, mientras duró la suspensión de las garantías constitucionales, las autoridades locales montaron un dispositivo especial de vigilancia sobre “su centro sindicalista, considerado como muy peligroso, por encontrarse asociados en él gran numero de obreros”.

El triunfo de la revolución bolchevique en Rusia (octubre), supondría un importante punto de inflexión. La mesiánica repartición de las tierras entre el proletariado desemboca en un periodo de fuerte conflictividad social que Díaz del Moral definió y delimito como Trienio Bolchevique o Bolchevista (1918-1920).

Sánchez Rosa visitará nuevamente la provincia durante el mes de Diciembre. Su primer destino la cuenca minera de Peñarroya, donde participara el día 11 en un acto organizado por la sección sindical de Belméz, junto a socialistas y republicanos “proamnistia de todos los presos por delitos políticos y sociales”, y en el que se formulan peticiones a la Sociedad minero-metalúrgica de Peñarroya.

Su siguiente destino, como no, Castro del Río. El día 25, festividad de Pascua, sindicalistas y republicanos realizaron una manifestación conjunta que recorrió las principales calles de la localidad, abogando por “la excarcelación de todos los que gimen en cárceles y presidios por delitos políticos y sociales”, que culminó en un grandioso mitin celebrado en el recién estrenado Teatro Cervantes, local insuficiente para albergar al numeroso público que se dio cita.


Tras Ildefonso Bello que presidió el acto, hicieron uso de la palabra oradores locales: José Dios Criado, Fructuoso García Merino ( socialista), Bartolomé Millán y Millán y Antonio Pérez Rosa. Dichos compañeros hicieron ver al numeroso público la necesidad que tiene el obrero de dejar el estado de indiferencia, pues ante el progresivo aumento de los artículos de primera necesidad imprescindibles para el sostenimiento del hogar proletario, no les quedará mas camino que: luchar para ser merecedores de la categoría de hombres libres, o resignarse pera morir siendo esclavos. Después la esperada intervención de Sánchez Rosa, que con su particular elocuencia y fogosidad, tocó de tal modo y tanto acierto el sentimiento de los espectadores, que por doquier se veían pañuelos enjugando lágrimas. Insistió en la necesidad de no confiar en redentores: la mejor garantía para el obrero que sufre y trabaja, es la que obtenga de sus propios puños. Denunció la injusticia con los que padecen en cárceles y presidios, y la necesidad del concurso proletario para que sean incluidos en una amplia amnistía.

A la salida del mitin se recogieron 110 pesetas, que unidas a las 188 de la suscripción popular abierta días antes, suman 298 que fueron remitidas mitad por mitad al periódico republicano El País y a Tierra y Libertad.

El pueblo quedó verdaderamente emocionado en espera de hacer algo práctico para mitigar las miserias que sobre nosotros pesan.

El 26, segundo día de Pascua, se repite en Espejo lo sucedido el día anterior en Castro. Imponente manifestación, en la que estuvieron representados, Gremio de Muleros, Juventud Republicana, Centro de Artesanos y Sociedad de Obreros Agricultores, pidiendo la libertad del comité de huelga de los sucesos de Agosto, presos políticos y sociales en general y protestando por el encarecimiento de las subsistencias. Para el innominado corresponsal del diario conservador Defensor de Córdoba en la villa de Espejo la manifestación estaba motivada por la subida del impuesto sobre las carnes, y en el posterior mitin intervinieron “un tal Sánchez Rosa y varios innominados oradores” .

Pues pongámosles nombre: el sindicalista José Aquilino que presidio el acto; el joven socialista José Chaparro; Juan A. Pérez por el centro republicano y en representación del centro artesano; Rafael Peña Lucena “espíritu seco y duro” que lanza un fuerte trallazo a la clase que cree culpable de los males que nos aquejan “si nos obligan a exigir, habrá que exigir, lo que hoy nos limitamos a pedir”; el maestro, antiguo gañan, empedernido lector: Clodoaldo Gracia (perpetuado para la memoria de los espejeños al dedicársele una calle) que tras evocar el pensamiento de Tomas Meabe, hace una ligera disertación sobre el ideal humano y la libertad de pensamiento, removiendo las fibras sensibles del auditorio; y por último el tal Sánchez Rosa que en un extensísimo discurso dio lecciones de provecho para todos, que fueron muy bien acogidas. Al igual que en Castro se recaudó la importante cantidad de 301 pesetas giradas al comité pro-presos de Barcelona.

De las consecuencias de esta reactivación organizativa, nos ilustra nuevamente Díaz del Moral.





1918: Conflictividad social.

En este año se inicia un periodo de fuerte conflictividad social, en el que no voy a entrar, pues ya lo desarrolla con la suficiente elocuencia y profusión de información Juan Díaz del Moral en el capitulo 10 (Trienio bolchevique) de su obra.
No puedo seguir citando constantemente al notario e historiador de Bujalance y os tengo que remitir obligadamente a su “Historia de las agitaciones campesinas andaluzas”, de obligada lectura para los castreños interesados en conocer su pasado. En la Biblioteca Publica Municipal de Castro del Río aparece en su catálogo. Para quienes  muestren interes en su adquisición, de las ediciones de Alianza Universidad (descatalogadas) cuesta ya localizar algún ejemplar perdido en librerías de viejo. Recientemente la Diputación Provincial, ha editado una bonita edición facsimil de la original de 1929 a la venta por el razonable precio de 27 euros.



Catálogo exposición Salas Capitulares Ayuntamiento de Córdoba
Abril-Mayo 1995

Solo me referiré a la excursión de propaganda que Sánchez Rosa realiza durante el verano, justo después de los primeras huelgas de siega sostenidas con tesón en aquellos núcleos mas activos, como la desencadenada en Castro del Río el 1 de Junio “primer ejemplar de las graves y tenaces del periodo”.

Sánchez Rosa interviene en varios mítines celebrados en Bujalance, Montoro, Castro, Baena, Priego y Carcabuey. A pesar de la tensión social que se vive, estos eran fácilmente permitidos por unas autoridades desbordadas por los acontecimientos y temerosas de que la prohibición terminara por convertir los conflictos en callejones sin salida. Sobre el celebrado en Baena la prensa provincial informaba en los siguientes términos: "Aquí los profesionales del mitin social agrario, cuya mala semilla empieza a dar sus frutos, han celebrado varias reuniones públicas en pocos días y pronunciado diferentes discursos, y vendido muchos libritos. La colección, porque tratase de una colección de trece ejemplares". La serie a la que se refiere debe de tratarse casi con seguridad de la famosa "Biblioteca del Obrero" de Sánchez Rosa, en la que además de su Aritmética, Gramática y Abogado del Obrero, y otros folletos de su autoría, se publicaron otros de diversos autores entre los cuales pueden citarse: "El Evangelio Obrero" de Nicolás Alonso, Un grano de arena de Ángel Villalabe, "¡Como nos diezman!" de Vicente March, "¡A la lucha!" de Dionisyos, "Mi único amor" de Higinio Noja, y "Frente al Estado" de Salvador Cordón.


Casa del Centro Instructivo de Obreros
S.O.V de Castro del Río. C/ Colegio 15

Desaparecida con motivo de ciertas reformas urbanísticas emprendidas, no recuerdo bien, si por la conjunción republicana socialista, o por los republicanos de izquierda en solitario, a finales del siglo pasado, principios del presente.
Albergue de su Escuela Racionalista,  morada de destacados anarquistas (Birlán, Cordón e Isabel Hortensia, Francisco Jordán) que desplegaron sus esfuerzos en concienciar y sacar del analfabetismo a la clase trabajadora. Sede de los Congresos de Sociedades Campesinas celebrados en Octubre y Mayo de 1918 y 1919 respectivamente.

Aunque tan solo sea por corresponder al legado de su patrimonio sindical, a los esfuerzos, dineros anticipados y cuotas especiales, que aquellos primeros sindicalistas castreños tuvieron que afrontar en su día, para poder comprarla, desde mi humilde punto de vista, de simpatizante de aquellos movimientos sociales, creo que no estaría de más una simple placa que recordara su origen y emplazamiento.


Rectificación:

En la primera entrada sobre los viajes de propaganda de Sánchez Rosa por la provincia, erróneamente situaba su última visita en 1918, un poco dejándome llevar por la cronología que Gutiérrez Molina incluye en su biografía. Repasando mis notas de la magna obra de Díaz del Moral, hacia 1923 cuando finaliza su trabajo, menciona una reactivación de la propaganda en la región sindicalista, con una nueva visita de José Sánchez Rosa.
Tras la larga travesía de la Dictadura de Primo de Rivera, cuando a partir de 1930 una nueva generación liderada por José Dios y Bartolomé Montilla, tome las riendas del anarcosindicalismo castreño, el papel de referente obligado, de guión, que tuviera Sánchez Rosa en el periodo que hemos historiado, lo heredará Mauro Bajatierra cuyas visitas y vínculos con la comarcal sindicalista serán una constante durante el periodo republicano.

En una última entrada haré referencia a las fuentes documentales utilizadas para elaborar este trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada