Espacio abierto dedicado al estudio de las historias locales de los municipios de Castro del Río (Córdoba), Porcuna (Jaén) y Motril (Granada), así como sus adyacentes. Recomiendo la utilización del apartado de comentarios para aportaciones, consideraciones, críticas o rectificaciones. De igual manera, está disponible para quienes deseen colaborar con la publicación de artículos o aportando documentos, sobre cualquier tema de carácter histórico relacionado con dichas poblaciones.

06 octubre 2011

UNA PIEZA DE MUSEO


Cabeza masculina de Porcuna  (Jaén)

    Esta cabeza masculina de mármol blanco, que engrosa los fondos del Museo Arqueológico Provincial de Málaga, hoy todavía pendiente de su instalación definitiva, procede del subsuelo de la antigua Obulco, y está catalogada como correspondiente al periodo alto imperial romano ( 31 a. C.- 235 d. C.).
    La primera noticia que tenemos de ella se remonta a 1736, cuando de las manos generosas de un clérigo de Porcuna, donde fue hallada, pasó a las del erudito, historiador y coleccionista de antigüedades cordobés, Pedro Leonardo de Villaceballos (1696-1774).  Así aparece recogido en una de las varias copias manuscritas que se conservan del catalogo que éste realizó de las piezas albergadas en su particular museo cordobés.



Antigualla 2ª de Porcuna. Cabeza de estatua de Personage.

    Por el remate de otras inscripciones hay en dicho patio puesta la presente cabeza de personaje alabastrina de pelo también corto, que en lo truncada por la garganta se deduce que fue y sirvió de estatua entera de proporción natural, y esta me la traxeron de la villa de Porcuna, por donde transitando en el año 1736 la hallé en las casas de Don Bartolomé de Escabias Presbytero, que me la regaló, y haciendo entonces memoria de lo antiguo de aquel pueblo, a quien llamaron OBVLCO, y también MUNICIPIO PONTIFICENSE celebré el ver y considerar sus rastros, y aun lo que todavía permanece de sus calzadas, castillos, fortalezas, y entre ellos el nombrado LVNA, en que estuvo y murió preso el Conde de Fuen Saldaña, padre de Bernardo del Carpio, en tiempo, por el rigor del Rey Don Alfonso el Casto. Todavía parecen alguna inscripciones Romanas que leí, y muchas de ellas se hallan copiadas en diversas Piedras que juntó en el año 1665 Don Miguel de Padilla y Gallo, vecino de dicha villa, y las puso por adorno en la fachada de la Puerta regular o de Campo del Hospital de San Juan de Dios; que lo bien o mal leído enteramente de sus originales no es competente por ahora expresar.

    Los posteriores avatares de esta pieza, van en paralelo a los del resto de la colección que logró reunir, en vida, Pedro Leonardo de Villaceballos. Sus herederos en 1895 malvendieron el conjunto al marqués de Casa-Loring de Malaga en 1500 pesetas. Enrique Romero de Torres, que acababa de acceder a la dirección del Museo Arqueológico de Córdoba, intentó gestionar su compra para evitar que saliera de la ciudad, aunque entre las autoridades cordobesas de la época sólo encontró indiferencia y pasividad.


    El marqués de Loring engrandecerá así su Museo Loringiano ubicado en los jardines de su finca de la Concepción en Málaga. Cuando en 1911, fallidos negocios le llevan a casi la ruina, la finca y la colección pasarían a manos del matrimonio vasco Echeverria-Echevarrieta. El resto de vicisitudes hasta que el Estado adquiere en 1947 lo que quedaba de aquella colección, con la que se constituye el núcleo fundacional del Museo Arqueológico de Málaga, consúltese en los enlaces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada