Espacio abierto dedicado al estudio de las historias locales de los municipios de Castro del Río (Córdoba), Porcuna (Jaén) y Motril (Granada), así como sus adyacentes. Recomiendo la utilización del apartado de comentarios para aportaciones, consideraciones, críticas o rectificaciones. De igual manera, está disponible para quienes deseen colaborar con la publicación de artículos o aportando documentos, sobre cualquier tema de carácter histórico relacionado con dichas poblaciones.

10 septiembre 2010

Porcuna: Teatro, beneficencia y sociedad.









La promotora y organizadora de la función benéfica la Señora de Aleu, y entre el elenco artístico, además de Montserrat y Teresa Aleu, debió de figurar algún miembro más de su numerosa familia.
El apellido Aleu en Porcuna guarda relación con el notario Don Manuel Aleu y Carrera, con plaza en ésta entre 1923-1936.

El 6 de enero de 1925 el Sr. Aleu compartió tribuna y palabra con el Sr. Gobernador Civil de la provincia de Jaén Sr. Diez del Corral, en el tradicional acto que la Sociedad Caja de Socorros, Ilustración y Recreo de Obreros de Porcuna (La Píldora) organizaba para los Santos Reyes, consistente en reparto de premios en metálico, distribuidos entre ancianos pobres de solemnidad, que en su juventud fueron honrados trabajadores.
También se distribuyeron 100 pesetas, donadas por el Sr. Aleu, entre los niños de las Escuelas Nacionales, Bartolomé Barranco González, Francisco Bellido Hueso, Ismael Guerrero García y Diego Simón del Pino, propuestos por sus respectivos profesores por ser hijos de viuda pobre y excelente aplicación (La Voz de Córdoba 19250113).

Un hijo de este notario, el teólogo y filósofo José Aleu Benítez, tiene escritas unas memorias en las que rememora sus años de infancia en Porcuna, y plasma acontecimientos locales como la proclamación de la Republica y las profundas desigualdades derivadas de las anacrónicas relaciones sociales de la época:

"En casa recuerdo a mamá llorando cuando anunciaron por la radio el exilio de la familia real. Papá por el contrario lo celebró y hizo que Encarna, la costurera de casa, hiciera unas banderas tricolores para que fuéramos con ellas a recibir un político, cuyo nombre no recuerdo, y que vino al pueblo para darnos una perorata sobre las bondades de la República que había llegado al poder. Nosotros íbamos entusiasmados. Nos sentíamos, con papá profundamente republicanos. Por fin terminaría la pobreza y miseria que nos rodeaba. Y lo digo en sentido material y real, porque nuestras criadas, Sacrita, Manuela, Palmira y Encarna, nos solían llevar a casa de sus hermanos, que formaban parte de los pobres hambrientos de los barrios miserables que rodeaban las bien urbanizadas calles de los ricos y privilegiados: la magnífica plaza del Ayuntamiento, la Iglesia, la calle principal o “Carrera”, y el precioso paseo de Nuestro Padre Jesús, el Nazareno…
Yo aún recuerdo como triste realidad a los sobrinos de aquellas servidoras nuestras abalanzarse, como perros hambrientos, sobre las grandes cestas de mimbre que mi madre había llenado de alimentos, sobre todo pan y aceite…La pobreza y la oscuridad de aquellas casuchas, los gritos de aquellos niños…abatían mi espíritu, y me hacían aborrecer aquella sociedad injusta; sociedad de hambre y de miseria. Aquí esta la razón de nuestra protesta contra aquella sociedad de ricos y pobres, que conseguía sobrevivir gracias a las aceitunas sobrantes esparcidas por el suelo de los grandes olivares y, por que no decirlo, del grano que conseguían los desheredados robándolo en las grandes haciendas de los Señores, caciques explotadores, cuyos bienes custodiaba la Guardia Civil…".




José Aleu define a su propio padre como “un hombre liberal, radicalmente opuesto a los fascismos y nazismos de la época. Pues bien, a pesar de que era poco religioso, mostró en todo momento un respeto absoluto ante las creencias ajenas a más de tener una talla moral admirable”. Su numerosa familia, un total de 10 hijos, y en especial su madre “nos inculcará un profundo sentimiento católico, que el padre Don Miguel, uno de los sacerdotes que estaban al cuidado de la feligresía, se encargó de moldear a imagen y semejanza de aquella Iglesia que se preocupó más de defender los derechos de los privilegiados, que de los pobres, los predilectos del Evangelio”.

Uno de los hijos mayores del notario, Manuel, tras asistir a un mitin de José Antonio Primo de Rivera celebrado en Linares, se sintió atraído por el discurso social de éste, convirtiéndose en entusiasta seguidor del mismo. En un primer acto de Falange celebrado en Porcuna participó el joven Manuel Aleu junto a otros oradores de su causa (Fuentes, Orellana, Plaza y Rodríguez Acosta) con una asistencia por encima de las mil personas (ABC 19360125). Durante la Semana Santa de 1936, sería detenido por las autoridades socialistas por cierta trifulca mantenida con el jefe de los municipales, permaneciendo una temporada en el arresto municipal situado en el torreón de Boabdil. Después del 18 de Julio nuevamente detenido y conducido al paraje del Barranquillo (ctra. de Torredonjimeno) donde un pelotón de fusilamiento puso fin a su vida.
Su nombre figura entre los Caídos por Dios y por España que aún permanecen inscritos en huecograbado resaltado con pintura negra en el ábside exterior de la Centenaria Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción.

12 comentarios:

  1. Algo parecido encontré hace tiempo y de un poco antes, por si quiere echarle un vistazo para una futura entrada.

    http://hemerotecadigital.bne.es/datos1/numeros/internet/Madrid/Actualidades%20(Madrid.%201908)/1909/190910/19091006/19091006_00000.pdf#search=%22porcuna%20marina%22&page=16

    ResponderEliminar
  2. Doblemente gracias, anónimo paisano comentarista, por seguirme y por la información que me aportas, no la conocía.

    ResponderEliminar
  3. No parece nada claro que Manuel Aleu Benítez muriese en la noche del 2 al 3 de septiembre de 1936 en el paraje de El Barranquillo. Son muy pocas las citas a esta persona en los expedientes de reponsabilidades políticas y juicios sumarísimos de guerra consultados por nosotros. Además, su hermano José, en sus memorias, confunde algunas fechas (normal en estos casos para un chico de 14 años). Las fuentes sí hablan de altercados con falangistas el viernes santo de 1936, pero no por "piropear a las mujeres", como afirma Aleu, si no porlas provocaciones de estos jóvenes falangistas, que en muchos casos, salen a gritos por las calles con armas blancas en la mano. Tenemos, por lo menos un caso, en el que esto es así. En fin, habrá que seguir investigando.

    Volviendo a la muerte del joven Manuel, como decimos, no está claro que muera en el Barranquillo. En la Causa General no viene si quiera; y cuando las fuentes hablan del Barranquillo tienen muy claro quiénes murieron allí, en concreto 11 personas. Sí es verdad que aparece en uno de los ábsides de la Iglesia, igual que otros, que tampoco sabemos cómo murieron (muchos de ellos en el frente o productos de bombardeos, y no de fusilamientos).

    Un documento importante de la época es una nota de prensa del Diario, creo que carlista, de La Unión, donde se especifica a los asesinados en Porcuna por "los rojos", y se acusa de los mismos a casi un centenar de personas. En esta nota de fecha de 30 de marzo de 1937, tampoco aparece Manuel Aleu. Por el contrario sí aparecen el resto de los derechistas más conocidos que no se encontraban en prisión en esos momentos.

    El 21 de febrero de 2009, en una entrevista de Diario Jaén a José Aleu, con motivo de las fosas comunes en las provincia de Jaén, dice que su hermano murió en el cementerio de Torredonjimeno, y acusa a las milicias locales de Porcuna. Como ya digo, no hay testimonios en los expedientes consultados por nosotros que afirmen que el asesinato se produjo desde Porcuna. Una ocasión así (la de acusar a alguien del asesinato de Aleu), no habría pasado desapercibida entre los elementos represores de Porcuna.

    Creo que el crimen no se cometió en Porcuna, y menos en el Barranquillo, y menos por milicianos porcunenses.

    Un saludo.

    http://todoslosnombresdeporcuna.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Para Todoslosnombres (sin nombre) de Porcuna.

    Reconozco mi ligereza al dar crédito, al cien por cien, a José Aleu que sitúa la muerte de su hermano Manuel en el paraje del Barranquillo. Al parecer se basa en ciertos rumores, que cuando la gente pasaba por dicho lugar se decía “aquí mataron al hijo del notario de Porcuna”. El distanciamiento geográfico de la familia, con residencia en zona roja hasta casi el final de la guerra, la propia división familiar, otro hermano Ramón hizo la guerra con la Republica, pudieron motivar que la familia Aleu no pusiera demasiado empeño en que se investigara su desaparición, de ahí que no se le incluya en la Causa General. Lo cierto es que estuvo preso en la cárcel del partido en Martos, desde donde se interrumpe bruscamente la correspondencia con la familia, y no creo que muriera fortuitamente en un bombardeo. Si fueron milicianos de Porcuna o de otra procedencia, si fue en el Barranquillo o junto un olivar, a estas alturas no creo que tenga la mayor importancia.
    Con respecto a los altercados de Semana Santa, como habréis podido comprobar, soy bastante cauto y me refiero únicamente a cierta trifulca mantenida con el jefe de la guardia municipal, sin entrar en los expeditivos métodos utilizados por éste a los que se refiere José Aleu con todo lujo de detalles. Tampoco doy crédito a la noticia publicada por ABC que habla de más de 20 las detenciones de derechistas practicadas por el Alcalde socialista de Porcuna (según Aleu sólo dos). Sobre las manifestaciones callejeras de falangistas con arma en ristre, remitidme a las fuentes por favor y analizamos conjuntamente su grado de fiabilidad.

    Saludos
    Un republicano de Ikea.

    ResponderEliminar
  5. Alberto no te das cuenta que estos señores de todoslosnombres (sinnombre) deporcuna.Su objetivo no es la invetigacion de los represaliados en porcuna sino de hacer politica de una manera torticera y de mal gusto apareciendo sus conclusiones como si fuera una novela de jj benitez donde estos señores como en"el caballo de troya" estan presentes en todos los juicios y nos cuentan lo que realmente pasó.
    ¿que objetivos quieren cumplir? no se .Pero cada vez que entro en su blog y veo la cantidad de conclusiones maniqueas y la cantidad de informacion para desinformar caigo en la desolacion porque se esta perdiendo una oportunidad muy buena y creo que estos señores con su actitud tan poco cientifica y mas politica la estan desaprovechando.
    Creo que uno de su objetivos es el limpiar el nombre de Rafael Montilla por lo que para ti no es relevante donde murio Aleu para ellos si lo es.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo comentarista, normalmente cuando estoy despierto me doy cuenta de casi todo. Pero como en Porcuna, al parecer, el único que se atreve a hablar a cara descubierta es el señor cura párroco en sus habituales homilías domingueras, permíteme que opte por la prudencia.

    ResponderEliminar
  7. Segun me comentaba mi padre el hijo del notario fue detenido y despues asesinado no por temas politicos o por su pertenencia a la falange sino por un tema de celos y faldas.
    La pertenencia a la falange fue la cuartada para que alguien se desaciera de el.
    Creo que con este comentario no resuelvo nada pero es lo unico que puedo aportar.

    ResponderEliminar
  8. Digamos que Aleu murió de gripe y así hay quien se queda más contento.

    Enhorabuena al autor del blog, es muy bueno y me ha servido para descubrir el pasado futbolístico de casi toda mi familia higuereña entre otras cosas.
    Un cordial saludo, y repito, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  9. Alberto Ruiz de Adana18 de marzo de 2011, 15:14

    No me hagais mucho caso pero creo que leí que murió en la carcel de Martos fusilado. No se si lo llegaron a soltar o lo trasladaron allí después de detenido y al comenzar la guerra lo fusilaron.

    ResponderEliminar
  10. Maria Jesús Duro Aleu4 de febrero de 2012, 2:19

    Soy una nieta de Manuel Aleu Carrera. Mi madre, que todavia vive, era la décima de los hermanos y los recuerdos de Porcuna siempre han estado un poco borrosos en su memoria porque cuando en el año 1936 se trasladan a Lérida era muy pequeña. Me encantaría conocer mas datos sobre el asesinato de su hermano si es que alguien puede facilitarlos. Un saludo. Maria Jesús Duro Aleu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes María Jesús.

      Hace ya algunos meses, en concreto el 3/4/2011, recibimos un correo electrónico de su tío José Aleu, donde se nos narraba algunas vicisitudes por las que pasó el joven Manuel tras ser detenido el viernes Santo de 1936.

      También tenemos alguna otra información sobre él, aunque muy parcial.

      Si está interesada en ella puedes ponerte en contacto con nosotros al siguiente e-mail: nombresporcuna@gmail.com

      Un saludo y gracias.

      Eliminar