Espacio abierto dedicado al estudio de las historias locales de los municipios de Castro del Río (Córdoba), Porcuna (Jaén) y Motril (Granada), así como sus adyacentes. Recomiendo la utilización del apartado de comentarios para aportaciones, consideraciones, críticas o rectificaciones. De igual manera, está disponible para quienes deseen colaborar con la publicación de artículos o aportando documentos, sobre cualquier tema de carácter histórico relacionado con dichas poblaciones.

20 noviembre 2010

Fernando Delgado. Los padres (2ª parte).

Compañía Cómico Dramática Delgado Caro-Martínez Tovar.


   En septiembre de 1923, casi a la par de la naciente dictadura militar, Luís Martínez de Tovar crea compañía propia, con la señorita Julia Delgado Caro como primera actriz, “que por sus grandes meritos ha conseguido en poco tiempo sólido prestigio”.
   Tras una gira por provincias, ya en 1924 se asocian artísticamente al veterano actor sevillano Hermenegildo Ruiz Tatay, quedándose con la explotación, del hasta entonces especializado en el género lírico verdoso, Teatro Martín de la capital. Apuestan por el buen arte, y estrenaran entre otras: “Los lobos del lugar” del poeta almeriense Álvarez de Sotomayor; “El yunque”, el discutido drama de López Merino, rechazado por varias empresas de Madrid y que en la gira de provincias cosechó resonantes éxitos; “Sobre la ley” de Enrique Contreras y Camargo.

    Experimentan con un nuevo género, bautizado como comedia flamenca, al poner en escena  “Málaga, ciudad bravía” de la que es coautor Martínez Tovar junto a Manuel Ruiz Aguirre. Se busca un nuevo aliciente para que el público acuda al teatro, incorporando al Niño Marchena (popular rey del fandanguillo), que participa con sus cantes en el segundo acto de la comedia.
   La fuerte competencia de las tablas madrileñas lleva a que a finales de año se disuelva amistosamente la sociedad.


   Martínez Tovar es reclamado por la veterana Maria Guerrero, para sustituir a Thuiller para la temporada del Princesa, y en cuya compañía permanecerá enrolado todo el año 1925.
   Julia parece tomarse un descanso para preparar su compromiso nupcial.
   La anunciada boda se celebra en abril de 1926 en la parroquia de Covadonga de la corte, actuando de padrinos Alejandrina Caro y Federico Reparaz, saliendo a renglón seguido de viaje de novios para Paris y otras ciudades de Europa.
   El nuevo matrimonio volverá a conformar compañía propia de cuyo elenco formaran parte su inseparable familia artística (Alejandrina Caro, Ángel Sala, Salvador y Fernando Sala Caro).

 Angel Sala Leyda (sombrero), Alejandrina, Julia y Luís magistralmente caracterizado.

   A partir de entonces, un continuo peregrinaje por diferentes escenarios del país, casi sin interrupción, durante lo que resta de década (giras por Castilla, Cataluña, Baleares, región levantina, Murcia, Andalucía, Extremadura…).
   Martínez Tovar se sigue prodigando en su doble faceta de actor y comediógrafo incorporando a su repertorio obras de su autoría: “Los intrusos”, “La hermana y el cura”, “Er niño e Dios”, “El único”…
   Meritoria, por participar de ese afán de llevar el teatro a los pueblos, la escenificación en El Toboso (Toledo) en mayo de 1926, en un improvisado tablado al aire libre, de una adaptación del Quijote (Martín Acacior pseudónimo), en las que Luis Martínez y Julia Delgado (recién casados) representaron al Ingenioso Hidalgo y a Dulcinea respectivamente, ante un público ingenuo y bien intencionado, que en cordial correspondencia espiritual e intima, comulgó en la quijotería purisima que trasciende de la obra y sintió el noble estimulo de los altos propósitos.

   Por proximidad geográfica me detengo en la exitosa campaña de primavera del año 1927 realizada en el Teatro Duque de Rivas de la capital cordobesa. En la noche del beneficio de su primera actriz, se puso en escena “El único” donde “su talento y exquisita sensibilidad artística se hicieron patentes, la selecta concurrencia así lo entendió aplaudiendo largamente”.
   Esta obra, que se presenta como original de Luís Krausell, pertenece al propio Martínez Tovar escrita con el eficaz concurso de su asiduo colaborador Rafael Segovia Ramos.


   Con la utilización del pseudónimo se pretendería conseguir una efectista impronta de modernidad ante el público de provincias.

   El teatro en provincias requería, por parte de los cómicos, de una gran capacidad de adaptación a la particular idiosincrasia de los públicos. En algunos lugares, a requerimiento del empresario que los contrataba, se veían obligados a estrenar, casi sin tiempo para los ensayos, obras de dudosa calidad escénica de literatos locales, que podían presumir así de haber visto su obra estrenada por una eminente compañía. En aquellos lugares en que el auditorio era esencialmente obrero y republicano tenían que tirar del repertorio al gusto, como el famoso drama social “Juan José” representado en Tortosa el primero de mayo de 1929 como homenaje a la memoria de Dicenta y en solidaridad con la clase trabajadora española.
   En febrero de 1931, interrumpen su tournée por la baja Andalucía, dirección Madrid y aprovechar así la ocasión que se les ofrece de presentar ante el publico madrileño a la “notable y bella comediante Julia Delgado Caro”, ingresando ambos en la formación reunida por Ofelia de Aragón y Ramiro de la Mata, con la que debutan en el Maravillas.




   La irrupción del cine sonoro, a principios de la década de los 30, despierta ciertas expectativas de éxito y de gloria entre los cómicos españoles. La famosa productora Paramount había montado unos estudios cinematográficos en Joinville (Paris), para abastecer la creciente demanda por parte del mercado español y latinoamericano. Allí recalará Luís Martínez Tovar, junto a otros consagrados profesionales españoles (Carlos M. Baena, Pepe Medina, Martori, señorita Guerrero de Luna, Antonia Colomé…)  contratados para el doblaje, como paso previo al rodaje, de cintas americanas. Lo que parecía ser tierra de promisión termina en un gran fiasco.  Las leoninas condiciones de trabajo, falsas expectativas fomentadas por pícaros intermediarios, les hacen desistir del empeño para regresar a España un tanto desengañados.

 ¡Jodidos peliculeros!


   La proclamación de la II República afectará también al mundo del teatro, que tendrá que adaptar sus repertorios a la efervescencia política y social que se vive después de los años de Dictadura. La Compañía Delgado Caro-Martínez Tovar se hará con los derechos de la adaptación al teatro de la celebre novela de Vicente Blasco Ibáñez “La Bodega”, para la nueva tournée que inician por Extremadura, que acompañan de la generosa idea de dar en cada ciudad una función a beneficio de los obreros parados.
    


   A finales de 1931 Luís Martínez Tovar engrosa la lista de la compañía dirigida por Cipriano Rivas Cherif, formada ex profeso para el estreno en el teatro Beatriz de la adaptación de la famosa obra de Ramón Pérez de Ayala titulada “A.M.D.G.” (La vida en un colegio de jesuitas).
   La que fue anunciada como sonado acontecimiento teatral, terminaría en un sonoro escándalo: cierto número de espectadores se mostró disconforme con la tendencia de la obra, y exteriorizó su protesta en forma ruidosa, lo que impidió el normal desarrollo de la función y que dio lugar a una contraprotesta. Entre los bandos se cruzaron insultos y denuestos, y los más exaltados se agredieron mutuamente. En la refriega resultaron deshechas 20 butacas. Con la llegada de los guardias de asalto, fueron sacados los alborotadores, que una vez en la calle, reprodujeron el escándalo, viéndose esta obligada a cargar y a efectuar varias detenciones.


   Aquel incidente revierte en beneficio del éxito de la obra, por lo que el grupo de los actores que participaron en su estreno forman compañía propia, que a principios de febrero de 1932 inician sus representaciones por Cataluña, de la que pronto separan Julia y Luís, que con un renovado elenco se lanzan de nuevo de gira por provincias.
   De aquella temporada a destacar el éxito alcanzado en el teatro La Libertad de Valencia con el drama social contemporáneo “El Mahdi, salvador del Mundo”, original de Luís Krausell - Segovia Ramos. Los espectadores y la crítica – que elogian unánimente la obra y su interpretación- han visto en este drama la contrafigura de Ghandi y la lucha entre oprimidos y opresores. Estrenan también exitosamente la comedia “Mamá Isabel” original de los mismos autores.

   El año de 1933 lo inician por separado. Mientras que Julia Delgado Caro junto al notable actor Francisco Ros, atiende algunos compromisos adquiridos por la región murciana,  Luís Martínez Tovar es contratado como actor de carácter por la compañía que encabezan Maria Basso y Nicolás Navarro. Realizaran una gira por el norte, llevando en cartel “Los muertos mandan” la adaptación para el teatro de la novela de Blasco Ibáñez realizada por Ceferino Palencia Tubau, gobernador civil de Teruel, hijo del homónimo empresario teatral y de la gran actriz Maria Tubau con los que Alejandrina Caro (también inmersa en esta gira) realizara una tournée por América a finales del XIX. 
   
   La temporada de primavera  la hará en el Teatro Eslava junto a Anita Adamuz y Emilio Thuillier representando la “Lola se va a los puertos” de los Machado, el drama en verso “Prostitución” de Fernández Ardavín y la tragedia de Lenormand “Asia” vertida al castellano por Arturo Mori. Este mismo repertorio es estrenado en el Teatro Ruzafa de Valencia con gran éxito.
   Año de incesante actividad para Luis Martínez que regresa a las tablas madrileñas en el Colyseum con “Francisco de Asís” (colección de estampas franciscanas en diez cuadros). La prensa especializada (esos que entraban gratis al teatro exhibiendo un carné) refiere la pulcra verificación realizada por los actores, el vestuario hecho con profuso conocimiento de la época y del lugar, y el moderno y estilizado decorado de Sigfrido Burman. Sólo harán reparo a los hermanos pájaroscon los que se comete un anacronismo de peso al mostrarnos una copiosa colección de aves tropicales cuando ni los versos las evocan ni la época, bien anterior al descubrimiento de esta fauna, lo reclama”.

 Drama histórico religioso Francisco de Asís (M. Tovar)
 
   En septiembre nueva excursión por provincias en compañía de Julia Delgado que se prolonga hasta la primavera del año siguiente.

   Por fin en 1934 a Luis Martínez Tovar le llega la oportunidad de asomarse a la gran pantalla. Su nombre suena para varios proyectos cinematográficos que no llegan a materializarse. Tendrá que esperar al verano para participar en el rodaje de “La Hermana San Sulpicio” dirigida por Florián Rey, junto a Imperio Argentina, Manuel Ligero, Anita Adamuz, Fernández de Córdoba y Salvador Soler.
   El buen momento profesional por el que atraviesa, al que hay que sumar los ingresos generados por obras de su creación demandadas y representadas por otras compañías, podrían haber influido en que su mujer Julia Delgado desaparezca de escena, no teniéndose noticia alguna suya durante estos años.
   En 1935 se embarca en nuevos proyectos en los que compagina su doble faceta de actor y comediógrafo. Lo vuelve a intentar con “La serrana mas serrana” comedia lírico-flamenca estrenada en el cine Ideal de la que es autor, libro en que exalta los afanes y sinsabores de una serrana honradísima, donde se entreveran cantes y bailes andaluces, que interpretan algunos de los mas celebrados ases del genero: Estrellita Castro, Niño de Utrera, Niño Sabicas, Román García y el bailaor paco Serna.



   El éxito alcanzado con esta obra le servirá para ser reclamado nuevamente por la industria cinematográfica nacional para el rodaje de “Paloma de mis amores” comedia lírica  dirigida por Fernando Roldan, en la que comparte protagonismo junto al notable cantaor y único en su genero Pepe Marchena y la joven bailarina Ana María. La película no sería estrenada hasta marzo de 1936.
   La temporada teatral 1935-36 lo encontramos en el Teatro Español en la compañía Borras- Calvo en la que seguirá danto constantes pruebas de la ductilidad de su talento artístico.


Teatro de Guerra: Madrid bajo las bombas.

   En agosto de 1936 Julia Delgado Caro y Luís Martínez Tovar vuelven a subirse juntos a un escenario en el Festival pro heridos y Hospitales de sangre, organizado por la agrupación profesional de periodistas afecta a la UGT.
  Celebrado en el Palacio de la Música, con un programa doble compuesto de dos películas cortas, seguidas de monólogos, poesías y charlas a cargo de notables artistas muy estimados por el público. Junto a nuestra pareja intervienen: Catalina Barcena, Ana Maria Custodio, Rafael Rivelles, Paco Fuentes, Valeriano León, Miguel Ligero, Luís Heredia, Mariano Ozores, y Juan de Orduña entre otros. Fin de fiesta a cargo de la Argentinita.
   No volvemos a tener más noticias de Martínez Tovar, ni conocemos las circunstancias de su muerte acaecida en 1938.
   Julia, que pocos días antes del 18 de julio participaba en un lúdico concierto de canto organizado por la soprano lírica señorita Maribert en el Círculo de Bellas Artes, se verá obligada, por las circunstancias de la guerra, a retomar su carrera aparcada años atrás.
   En 1937 integra la compañía titulada Teatro de Arte y Propaganda  dirigida por Maria Teresa León que actúa en el Teatro de la Zarzuela, con un repertorio en base a una selección de obras extranjeras, a excepción de las del malogrado Federico García Lorca.

Mª Teresa León y Rafael Alberti
Algunas obras representadas:

  • “La tragedia optimista”, drama sobre la guerra civil rusa escrito por Vsevolov Vischnieweski, adaptado por la pluma traductora de Maria Teresa León. Julia Delgado con un papel episódico.
  • “Numancia” de Miguel de Cervantes – versión de Rafael Alberti.
Nuestro grito de ahora frente a los invasores extranjeros, “No pasaran”, tiene su antecedente brioso y  glorificado en nuestros antecesores numantinos. Por ello Numancia llega a la escena con la oportunidad de exaltación del patriotismo.

Julia Delgado Caro destacó en su papel de “Una mujer” con el arte de comediante irreprochable que ella posee. El niño Fernando (Martínez) Delgado participó de la puesta en escena.

   La posterior carrera artística de Julia Delgado Caro es sobradamente conocida por los aficionados al cine y al teatro, por lo que no me voy a detener en ella. Solamente referenciar su participación como secundaria en películas de la mano de grandes maestros del cine español como Juan Antonio Bardem (Muerte de un ciclista) o el recientemente desaparecido Luís García Berlanga (Placido).


   Para la elaboración de este serie sobre este autentico linaje de cómicos españoles, me he valido casi exclusivamente de referencias tomadas de las hemerotecas digitales, alguna que otra bibliográfica, tomada también de la red y lo datos que se aportan en emilito.org sobre la genealogía del apellido Graciani.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada